SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

%title

BREAST LIFT: AUMENTO DE PECHO... SIN CIRUGÍA

Por Nueva Estética
Las inyecciones de plasma rico en plaquetas remodelan el pecho y le devuelven densidad y firmeza, sin necesidad de entrar en quirófano. Este tratamiento de bioestimulación es perfecto cuando el seno se muestra vaciado por culpa de los embarazos, lactancia, reglas, síndrome premenstrual y fluctuaciones en el peso.
 


La Dra. Rebeca García, directora médica de Clínicas Dr. Life nos explica en qué consiste este procedimiento. El tratamiento Breast Lift se inicia extrayendo una muestra de sangre de la paciente, y seguidamente se somete a un proceso de centrífugado, responsable de aislar el plasma, porción en la que se concentran las plaquetas, extraordinariamente ricas en factores de crecimiento. A continuación, este suero plasmático se infiltra en la zona alta del pecho, que es la que tiende a “vaciarse” conforme pasa el tiempo, con la finalidad de dotar al seno de firmeza, flexibilidad y darle una forma redondeada.
Esta acción responde al hecho de que el plasma rico en plaquetas (PRP), una vez inyectado, empieza a liberar factores de crecimiento y citoquinas, que intervien en la correcta formación de los vasos sanguíneos y de las fibras de colágeno. La mejora se observa de manera inmediata y se va consolidando en los meses sucesivos, a medida que se cumplen los procesos de rejuvenecimeinto de la piel y se refuerzan sus estructuras de sostén.
Las terapia PRP en el pecho se puede repetir, a modo de mantenimiento, cada 6-12 meses. El plasma, al ser una sustancia autóloga, no provoca rechazo ni ningún tipo reacción.