SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

Elige tu Especial

  Después del verano, la piel pierde parte de su energía y sus mecanismos de auto-regeneración funcionan como a cámara lenta. Pero eso no es todo, las horas de sol se han ido acumulado en la memoria cutánea, día tras día, por eso no es de extrañar que pasadas las vacaciones estos excesos se reflejen en la tez en forma de fotomanchas y fotoarrugas. A todo ello hay que sumar que el astro rey suele robar a la piel parte de su hidratación y nutrición. De ahí que en otoño haya que poner en marcha un plan de belleza 360º que reactive todos los mecanismos de reparación cutánea y reconquistar así la juventud robada. Los objetivos clave de este mes son los siguientes: regenerar, hidratar, revitalizar y combatir la formación de manchas y fotoarrugas. para conseguirlo, cosmética, aparatología y medicina estética toman la palabra. En este ESPECIAL te proponemos los mejores cuidados post-verano.  
La figura femenina, de contornos sensuales y volúmenes seductores, define la personalidad de cada mujer. En NUEVA ESTÉTICA apostamos por la diversidad en esencia y defendemos que todas las siluetas son bellas por naturaleza. Lo importante no es perseguir la perfección milimétrica sino de sentirse a gusto con una misma y saber sacar el mejor partido de nuestra imagen.
Dicen los expertos que la belleza de la piel alcanza su plenitud a los 25, y que a partir de esa edad se inicia la “decadencia”. Las arrugas irrumpen con fuerza, las manchas parecen multiplicarse, la flacidez desdibuja poco a poco el óvalo facial... dando paso a un rostro de aspecto envejecido. Pero los tiempos cambian, y hoy las pieles mayores de 50, además de ser sinónimo de madurez, son símbolo de juventud serena.   Es cierto que detener por completo el proceso de envejecimiento es una quimera, pero los últimos avances científicos no sólo han conseguido ralentizar el paso de los años, sino que incluso, son capaces de adelantarse al problema y frenar este proceso antes de que se manifieste de forma visible. Para lograrlo, las formulaciones cosméticas, la aparatología de última generación y las técnicas de medicina y cirugía estética más punteras han unido sus fuerzas con un objetivo común: cambiar el destino de la piel.